Fibromialgia tu peor enemiga o tu mejor guía

Hace 7 años le pusieron nombre a una sintomatología que presentaba desde la adolescencia.  Al principio el saber que no estaba loca, ni hipocondríaca, fue suficiente alivio; tomar medicamentos de por vida no era algo que entrara en mi cabeza y pronto comencé mi búsqueda hacia la libertad medicinal.

Fibromialgia mi peor enemiga. 

Antes del diagnóstico y al menos los dos primeros años después de comenzar el tratamiento alópata, mi cuerpo pasó de una vida activa y saludable a no poder caminar más de cien metros sin agotarme, cargar los vasos de agua a dos manos o pedir que me sirvieran el agua porque no me daban las fuerzas para cargar una jarra.  La gastritis, colitis, dolores musculares, ansiedad, tensión, llegué a romperme dos muelas por la cantidad de fuerza con la que mis quijadas se rosaban una a la otra durante la noche.   Dolores de cabeza, incapacidad para relacionarme socialmente, incapacidad para relacionarme sexualmente con mi pareja; largos periodos sin productividad, perder mi negocio, casi perder mi familia y pensamientos suicidas recurrentes porque a veces hasta respirar duele.

El ejercicio estaba indicado por los médicos pero era imposible pensar en moverme si solo respirar duele, mentalmente estaba frustrada, enojada, angustiada y muy autocriticada, sentía que no daba lo suficiente para nadie y que nadie daba lo suficiente para mí.  Estaba envuelta en un círculo constante de quien es más víctima, yo por estar enferma, o los demás porque no me tienen para resolverles la vida.

Parte de ser una enferma de fibromialgia es que entras en una descripción especifica de personas exigentes consigo mismas, perfeccionistas, obsesionadas, controladoras, sobreprotectoras y con un gran corazón que no permite pensar en uno mismo primero sino en todos los demás.

Fibromialgia la mejor guía

Conforme fui estudiando la enfermedad y los síntomas, encontré una psicóloga que me enseño a no identificarme como enferma de fibromialgia pero si a investigar todo lo posible de los síntomas y sus efectos emocionales. Logré motivarme mentalmente y empezar la búsqueda de algo que me ayudará a sanar o al menos emular los efectos de las medicinas que no me estaban curando pero mantenían los síntomas controlados.

Haciendo más investigación interna que externa, mi infancia trajo el recuerdo de mi abuela materna practicando yoga para controlar sus síntomas de asma, como una luz al fondo del túnel apareció mi camino, que me llevó hasta la India a aprender cómo usar el yoga para mejorar la calidad de vida en personas con padecimientos crónicos, fui capaz de dejar por completo las medicinas y comenzar una nueva vida, encontré en mi camino diversos terapeutas alternativos que me fueron apoyando para ir reduciendo aún más los síntomas que todavía quedaban en mi cuerpo.

Siete años después, vivo una vida diferente, quizá económicamente no estoy tan arriba como hace diez años, pero física-emocional-mentalmente me encuentro en el mejor momento de mi vida, vivo día a día con la mejor actitud posible, a veces tengo días malos y otros muy malos, pero hoy por hoy no solo me dedico a sanarme yo, sino a apoyar a todas las personas que puedo, a través del internet he logrado guiar a más personas que como yo en algún momento se sienten perdidas, sin motivos para seguir respirando y soportando tanto dolor…

La fibromialgia me tiro del pedestal, me quito todo lo que había construido hasta que  la acepté, una vez que deje de quejarme de ella y comencé a buscar la manera de vivir a pesar de ella, se ha vuelto una guía que nunca se equivoca, si tengo una recaída siempre puedo encontrar las razones físicas, emocionales o mentales que me llevaron a recaer, puedo trabajarlas, aceptarlas y moverme, en lugar de tener años de crisis he pasado a tener solo algunas horas a la semana o al mes.

Ahora me toca ayudar…

Busca en ti el camino para vivir mejor, siempre es posible y si puedo ayudarte, aquí estaré esperándote para que caminemos juntos esta senda de dolor, compasión y mucho amor.

Mayores informes sobre terapia física con yoga, terapia psicológica con yoga, yoga terapia para fibromialgia y otros padecimientos crónicos (físico, psicológico y alimentación Ayurveda) escribe a premanandayogaterapia@gmail.com

 

Anuncios

Un comentario en “Fibromialgia tu peor enemiga o tu mejor guía

  1. Gracias amiga compartiendo esta enfermedad. Hace tres días que estoy con dolores muy fuertes, se me han combinado la fibro con la costochondritis, imagínate cómo me he de sentir, estoy desesperada, hasta respirar me duele. Espero encontrar alivio los próximos días, hoy comencé a tomar el té de jengibre, veremos cómo me va. Que bueno has encontrado como contrarrestar este padecimiento, yo no puedo hacer la yoga porque tengo osteoporosis, por todos lados estoy limitada. Espero en que Dios se compadezca de mi y me de pronto alivio. Gracias por compartir!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s