La fibromialgia me enseño a conocerme

“El dolor es profundamente humano porque en él la persona se conoce a sí misma: su humanidad, su dignidad y su misión”. Juan Pablo II

Estudiando las características de las personas con fibromialgia, según el libro “Cómo afrontar las crisis de fibromialgia” confirmo lo que siento hace un par de años y es que sin esta enfermedad hubiera seguido siendo todo menos yo misma.

  1. Son personas muy dadas a satisfacer las necesidades de los demás antes de las propias, al extremo que ya no saben cuáles son sus necesidades. Uf complicado, desde niña aprendí a complacer para obtener lo que yo quería, pero poco a poco deje de pedir retribución y me dedique a satisfacer a los demás… Lo más difícil ha sido desenterrar lo que yo quiero.
  2. En algunos casos, se sienten incomprendidas y heridas por las personas que las rodean. DRAMAQUEEN, cierto siempre lo fui, mi madre solía decirme Beatriz Sheridan, y aunque esto no he logrado eliminarlo por completo, cada día logro parar mis dramas más fácil, a veces sin que logren salir de mi misma. El yoga me ha enseñado que cualquier cosa que siento que me ataca, es mi propia mente maquillando un tope en un muro impasable, lo único que tengo que hacer es cambiar mis pensamientos, a veces difícil, pero nunca debe dejar de intentarse, de que se puede ¡SE PUEDE!
  3. Tienen un gran sentido del deber, lo que las lleva a ser exigentes y a tener sentimiento de culpabilidad cuando no cumplen con sus actividades. Les cuesta trabajo pedir ayuda. Creía que era una cualidad, pero todo lo bueno llevado al exceso hace daño, ahora estoy aprendiendo a balancear mis responsabilidades y mi adrenalina, mi sentido del deber, poniendo siempre y ante todo mis necesidades antes que las de los otros, me ayuda a darme cuenta cuándo, aunque me sienta responsable, no debo o puedo realizar algo y simplemente tengo que dejarlo ir…
  4. Presentan mucha rigidez física, y en consecuencia su cuerpo está muy tenso; rigidez mental, pues tienden a dar muchas vueltas sobre lo mismo; rigidez emocional, por lo que, siempre que pueden, evitan afrontarlo que siente, no se permiten derrumbarse. Rigidez física, no quedo de otra más que hacer ejercicio porque aunque la cabeza te diga que te va a doler más, aprendes que si te mueves, el cuerpo se balancea y te permite andar sin tanto dolor. Rigidez mental, yoga, meditación activa y meditación pasiva, desde como camino ahora voy corrigiendo mi postura, mi respiración, atenta al momento y no pensando en un futuro que podría o no ser. Rigidez emocional, pude quedarme en la cama y castigarme continuamente recordando mi dolor, lo hice un tiempo, pero me enoje tanto conmigo misma que la depresión le ganó a la sanación, esta es la que quizás he cambiado menos, no me he dejado caer ante esta enfermedad, sigo luchando por vivir y no sobrevivir, aunque ahora soy más consciente de cuanto me puedo lastimar a mí misma si no tomo en cuenta mis emociones.
  5. Esta forma de relacionarse consigo mismas y con su entorno las lleva a una gran pérdida de energía, ya que esa tensión se va acumulando en su cuerpo. Que puedo decir, cada vez que caigo en una crisis de dolor es pera recordarme que estaba olvidando ser más flexible conmigo y con los demás, que las expectativas solo me traen mal sabor de boca o que debo decir lo que siento para no alimentar mis dolores con emociones negativas…

En algún momento de la vida decidí ser como era, hoy decido que ya no quiero ser lo que no soy, hoy me quito el disfraz y soy lo que soy a pesar de mis decisiones pasadas.

Maa Premananda

Anuncios

5 comentarios en “La fibromialgia me enseño a conocerme

    1. Hola Olivia, entiendo tu preocupación deje la yoga como dos años antes del diagnostico porque no aguantaba, pero todo radica en hacer yoga o hacer fitness yoga. El yoga terapéutico basado en Hatha Yoga es excelente para liberar nuestras articulaciones, fortalecer y estirar los músculos y se puede hacer incluso en la cama. El principio básico de la respiración con el movimiento nos ayuda a alinear cuerpo y mente, para poder escuchar mejor al cuerpo y aprender a respetarlo. Te recomiendo el libro de Yoga como Medicina, vienen varias terapias incluida una para fibromialgia y otra para dolor crónico que te pueden servir para empezar.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s