¿Fibromialgia y ahora qué como?

La fibromialgia es reconocida como un síndrome y no como una enfermedad; este síndrome es un acumulado de diversos malestares físicos, emocionales y mentales. Las personas que sufrimos este mal crónico padecemos de dolor en el cuerpo (piel, músculos, articulaciones); problemas en la espalda, sistema digestivo, nervioso, endocrino, ataques de ansiedad, depresión, pánico, entre muchos otros síntomas. En varias de las investigaciones realizadas se han encontrado niveles bajos de serotonina en el cuerpo de pacientes con FM, se cree que la serotonina juega un papel muy importante en la regulación del humor, sueño, impulsos, apetitos y motivaciones. La comida que consumimos tiene el potencial de elevar o disminuir tus niveles de serotonina.

Cuando empecé mi auto-tratamiento, lo primero que decidí cambiar fue mi alimentación, encontré un libro que se llama “Food that helps win the battle against Fibromyalgia” (Comida que ayuda a ganar la batalla contra la fibromialgia) de Deirdre Rawlings y con ayuda de sus recetas y mucha disciplina logré identificar los alimentos y las bebidas que alteran mi sistema nervioso, que aumentan mi adrenalina o me producen relajación y sueño. Fue un trabajo de mucho tiempo, les puedo decir que casi un año pase comiendo lo mismo (fruta, huevo, frijoles, tortillas, pescado, arroz), mi cuerpo adoraba estas nuevas comidas, simples, sin picante y preparadas al momento; cuando me sentí desintoxicada empecé a probar otros alimentos ya fuera por antojo o por necesidad (cuando andas en la calle y no hay mucha opción); poco a poco regresé al pan (para darme cuenta que me inflaba y me daba mucha hambre al poco tiempo de consumirlo), la carne (se me antoja pero no me siento satisfecha después de comerla), los postres (me elevan la adrenalina y me altera el sistema nervioso), las legumbres (me alimentan y me dan una gran sensación de satisfacción por largo tiempo), Coca-Cola y refrescos en general (me levantan la pila pero hacen estallar mi cabeza con tanta azúcar), chocolate (me ayuda a alegrarme cuando ando baja de ánimo pero me cuesta dormir cuando como cercano a mis horas de sueño); así fui encontrado el balance en mis comidas, hoy como todo lo que se me antoja, mi cuerpo me pide algunos días de desintoxicación a base de puras verduras pero puedo consumir lo que sea siempre que encuentre el balance entre alimentos estimulantes y relajantes.

Aquí van 5 reglas básicas para aprender a controlar nuestro cuerpo a través de lo que comemos:

  1. Súbele a la vitamina D. La mayoría de los adultos tenemos deficiencias en la vitamina D, pero para los pacientes de fibromialgia esto puede ser muy peligroso “la falta de vitamina D se refleja como dolor muscular y en los huesos”, estudios han comprobado que las personas con deficiencia en vitamina D usan el doble de analgésicos que las personas con niveles normales. La recomendación tomar el sol, al menos 15 minutos al día y en caso de vivir en lugares muy fríos o nublados, tomar complemento vitamínico.
  2. Reduce los alimentos con aditivos. El MSG (glutamato monosodico) o el aspartame entre otros alteran la química del cuerpo actuando como moléculas de exotoxina que tienen la habilidad de activar neuronas transmisoras de dolor. Recomendación, revisa las etiquetas de lo que consumes si tiene alguno de estos dos elementos, u otro que no puedas leer en voz alta a la primera, ¡qué se quede en el estante de la tienda a ti no te hace ninguna falta!
  3. Dile sí al pescado. Los ácidos grasos Omega 3 son encontrados en el pescado, como salmón, bacalao, en nueces y linaza entre otros alimentos; estos ácidos grasos son conocidos por reducir la inflamación y prevenir enfermedades cardiovasculares. Hay estudios que comprueban que después de tres meses de consumir Omega 3, se reducen la rigidez matutina y los dolores musculares.
  4. Adiós a la cafeína. Se asocia fibromialgia con mal sueño y si duermes mal pues te quieres mantener despierta a toda costa, tomando café, Coca-Cola, chocolate, te negro. Pero esto lleva a un círculo vicioso donde tu cuerpo que ya de por sí no produce suficiente serotonina para relajarte, le agregamos estimulantes y cuando llegue la noche, ten por seguro que te costará trabajo dormir y lo más importante descansar.
  5. Vegetales a la máxima potencia. Hay estudios que relacionan la fibromialgia con falta de antioxidantes en el cuerpo, exceso de óxido, si nuestro cuerpo no está produciendo suficientes antioxidantes habrá que ayudarlo con frutas y verduras frescas (de preferencia) que están llenos de vitamina A, C y E que son las que luchan contra los radicales normalizando el pH en nuestro cuerpo. Si decides comer carne, hazlo en pequeñas porciones y preferentemente con ganado alimentado con pastos, no con granos, de esa manera reduces el riesgo de elevar el pH de tu cuerpo.

Cada una somos tan distintas que ni el mismo síndrome nos afecta igual, no podemos esperar que nos den una receta mágica para curarnos tenemos que reconocer nuestro cuerpo, aprender que le hace daño y que le hace bien y madurar en nuestra alimentación por experiencia propia.

Anuncios

Un comentario en “¿Fibromialgia y ahora qué como?

  1. Terribles depresiones mucha anciedad yo era muy alegre e dejado de ser lo y vivo malgeniada ciento k tengo cosas de mi pasado k me hacen daño y necesito sacar uffff durisimo aveces no kiero levantarme pero leer esto me hace bn de serían publikar mas sobre esto ayuda muchisimo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s