Aclarando las ideas, limpiando la nariz

Jala Neti

Estamos en pleno invierno y con los constantes cambios de temperatura, viento, frío excesivo y bajas defensas las gripas están a la orden del día. Por eso hoy les comparto la magia del agua para limpiar la nariz y los senos nasales que cuando se encuentran muy congestionados son causantes de sinusitis, gripas, dolor de cabeza, intensidad extrema del olfato, sangrado por la nariz, dolor de cabeza, infección en los ojos.

Si estás enfermo de gripa o tienes alguno de los padecimientos anteriores puedes practicar esta limpieza diaria, si sólo quieres mantener tu cabeza libre de mucosas un par de veces por semana es suficiente.

Neti significa limpieza nasal, jala agua; la idea es pasar agua por ambas fosas nasales limpiando con ella cualquier mucosidad interior.

Preparación: Una vasija especial es necesaria, su nombre neti lota, esta puede ser de plástico, cerámica o cualquier metal que no contamine el agua. Puedes usar una tetera pequeña si el brazo para servir tiene una punta lo suficientemente cómoda para tu nariz. El agua debe aproximarse a la temperatura corporal (ligeramente tibia a caliente) se le agrega una cucharadita de sal por cada medio litro de agua; de preferencia sal de mar o sal de grano (la sal yodada tiene muchos químicos). Poca sal causará dolor y mucha sal causará ardor; la sal nos ayuda a igualar la densidad de líquidos que corren por nuestro cuerpo y de esta manera empujar más eficientemente las toxinas fuera de nuestro sistema.

Hace unos días con una gripa de esas que no te dejan ni pensar prepare mi agua con bicarbonato en lugar de sal para alcalinizar todo el sistema respiratorio y funcionó de maravilla, si tienes ganas de probar algo aún más radical puedes cambiar la sal por bicarbonato.

Lavado de fosas nasales:

  1. Llena la vasija neti, colócate en cunclillas (en la regadera o el patio de tu casa), con las piernas separadas, balanceando tu peso en ambos pies, inclínate hacia adelante. Cierra los ojos y relájate un momento
  2. Inclina ligeramente tu cabeza hacia tu hombro derecho, respira por la boca
  3. Suavemente lleva la punta de la vasija neti a la fosa nasal izquierda (la que está más arriba) y deja correr el agua. Sin hacer presión, el agua corre gracias a la gravedad solo hay que inclinar la cabeza lo suficiente. Fíjate bien que el agua corra por las fosas y no por la cara.
  4. Cuando la vasija esté a la mitad regresa tu cabeza al centro, deja que escurra el agua que quedo y relájate.
  5. Para sacar el agua restante suena tu nariz suavemente
  6. Inclina la cabeza para el lado opuesto (izquierdo) y repite con la fosa nasal derecha.
  7. Para terminar de sacar el agua de las fosas nasales de pie, tapate una fosa y respira exhalando con fuerza desde tu estomago por la fosa abierta, repite con la segunda fosa nasal.
  8. Por ultimo repite las exhalaciones desde el estómago con ambas fosas nasales

Práctica esta limpieza antes de tus ejercicios matutinos, o en cualquier hora del día que necesites respirar mejor, solo evita después de comer.

Solamente si tienes sangrado por la nariz, debes evitar esta prácitca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s